lvds. nº 1150  sonrisas en otoño (1979) , de gordon parks

By agosto 16, 2021septiembre 12th, 2021América del Norte

lvds. nº 1150  sonrisas en otoño (1979) , de gordon parks

                           lvds           nº 1150                          

SONRISAS
dE OTOño
                          (1979)   

                    , de
gordon parks

«era de noche. empuñando sus fusiles y
carabinas
, rodearon la casa y ordenaron
a mi padre
que saliese (…) después se
perdieron en la noche
, con sus antorchas
encendidas, con la misma rapi
dez con
que habían venido

malcom x
. vida y voz de un hombre negro
(1974),
de betty shabazz

 

los valientes duermen solos
, viernes, 8 de enero de 2021

aquí, en mi amada carta de la luna,
encuentro en la misteriosa figura femenina de hécate con tres caras (cielo, tierra y mundo subterráneo), el color blanco y el color plata, los colores del vestido y del pelo de hécate. el encuentro con la diosa de la luna es el enfrentamiento con un mundo personal. no tenemos nada que nos guíe en ese gran mar colectivo del subconsciente del que ha surgido no solamente el individuo, sino la totalidad de la noche.

luna menguante en escorpio. vientos en un cielo nubloso con lluvia calmada. mínimas de cuatro grados. una buena forma de empezar consiste en consagrar agua y sal, mezclarlos y dar la vuelta a la habitación rociando los antepechos de la ventana. mientras se hace hay que decir: noche caótica, confusa, ilimitada. la muerte josep maria loperena, abogado de los derechos colectivos, como también de la cnt (caso scala). y mientras uno lidie con la detención del trumpista que asaltó la oficina de nanci pelosi en el capitolio. el único camino que lleva al mundo de hécate es el camino real de los sueños y la incertidumbre. por la noche, en la cama, daba vueltas y vueltas por todas esas de palabras. en el centro, sobretodo por la noche. caí atravesado en la cama y me quedé dormido. algo me dijo entonces que tenía que dirigirme al tipo que había. estaba en el harlem de boston, roxbury. me encontré, no sé cómo, cara a cara con el señor malcom x. me quedé como un imbécil, sonriendo abiertamente. lo sentía más cercano que a un hermanastro. malcom x ya había dejado la cárcel en 1952. atraía especialmente a las masas desheredadas y toda la galaxia de la escritura y del mundo de la escena de la pionera merze tate, quien ya había señalado en 1943 que , en el futuro orden mundial, la libertad debería permanecer a todas o a nadie. de modo que mientras a principios del año 1965, a malcom x se le hacía saber oficialmente que se le prohibía hablar y que francia lo consideraba persona nongrata. le pidieron que saliera del territorio, aquí, en harlem, pasaban muchas cosas por las noche. los jukeboxes dejaban oír a erskine hakins, el gran saxo de duke, a cootie williams, a count basie, a lionel hampton, a jimmy lunceford, a johny hodges, etc. las bandas de jazz actuaban todas las noches alteradamente: una noche para los negros, la siguiente para los blancos. fui a todas las jams y bailaba el lindy-hop hasta caer rendido. descubrí que el baile consistía en dejar caer los pies, las manos, y el cuerpo hiciera los gestos espontáneos sugeridos por la música. me sentí incómodo, por primera vez en mi vida, no tenía el dinero para comprarme un zoot (traje de hombre, muy vistoso). dediqué a pasearme por el barrio, con los ojos muy abiertos, parecido a sugar hill. noté que en roxbury, barrio negro pijo, se llamaban a sí mismos los “cuatrocientos” y miraban por encima del hombro al ghetto los «tíos tom» se origina en milwaukee, o en michigan, en ese personaje de la novela antiesclavista de harriet beecher stowe (la cabaña del tío tom), sumiso, deseoso de igualarse o de ser aceptado por los blancos vivir en el barrio negro de lansing, o en las cercanías de lansing-est, era olvidar la noche de la pesadilla de 1929, época en que la comunidad negra no tenía derecho a entrar en una ciudad por la noche. tal vez me encontraba con otros mil contrabandistas por las calles de harlem, que vendían el whisky en bidones de 5 galones, de ocho días de edad y originario de long island. un 32-20 es un revólver muy curioso. es mayor que un 32 y menor que un 38. no podía creerlo tenía unmiedo horroroso. el 32-20 me apuntaba.era muy extraño. me escondí debajo de la cama. estaba tan dormido que, desde debajo la cama, oí girar la llaveen el cerrojo y vi entrar unos zapatos y los bajos de unos pantalones. me despertaron en medio de la noche. estaba como atontado. pero no pasó nada. al día siguiente tampoco. toda su familia dormía en la noche del 14 hacia las 2 h. 45 de la madrugada, cuando fue despertada por una gran explosión. el lunes por la noche, malcom x , fuera de sí, hablo en el audubon ballroom. aquella noche perdió su sangre fría. el viernes, malcom x tenía una cita con gordon parks, el periodista y fotógrafo de life, a quien apreciaba mucho.

malcolm x on afro-american history, de
betty shabazz. publicado en ‎pathfinder
press (1974). ed. cast. :malcom
x. vida y voz de un hombre
negro

«azules, rojas, verdes, negras…
hasta que se han terminado las palabras
. han colgado las imágenes de gordon clarks
en brazaletes de palomas, sin saber, amor mío, que
el amor vuela cual paloma. police brutality, most go.»

los valientes duermen solos, viernes 8 de enero de 2021

.: malcom x. vida y voz de un hombre negro. txalaparta
, enero de 1991. impreso en tafalla (navarra), en gráfica
s lizarra,  por editorial txalaparta. col. gebara nº6. foto
-composición de cometip. fotomecánica, de ernio

ExTypographia 153. viernes 8 de enero de 2021

Leave a Reply